lunes, 18 de febrero de 2013

Valencia C.F. Vs Barça C.F “VALORES DE CANTERA” Algo de lo que casi nunca se habla.


Solo después de los grandes campeonatos y la obtención de los malos resultados, salen a la luz algunos de los porqués  del meollo.  La entrada de hoy se la dedico a una de mis atletas, la cual acabo siendo 1ª de su promoción en los estudios el curso pasado y éste 1er Trimestre ya consiguió 7 sobresalientes. Esa es Nazareth, pura inspiración.
Parece que instituciones de renombre como el Vlc. C.F. se dan cuenta en estos tiempos tan difíciles que corren la “pócima secreta” de la empresa está en forjar unos pilares sólidos. Traducido a entidades deportivas;  una formación integral para el deportista. Y solo lo ven  ahora, porque el cinturón les aprieta,  que triste!  ¿Qué era lo que les importaba tanto antes que los tenía cegados? Habéis acertado; el resultado a cualquier precio ya que es lo que les mantenían los bolsillos llenos. En ese momento no pensaron en que eso solo valía para ese momento y ¿cuándo esos jugadores ya no estén? Fácil, “pan para hoy, hambre para mañana”.
El deporte es uno de los fenómenos más populares de nuestro tiempo. Es en él dónde se PRODUCEN Y EXPRESAN algunos de los grandes valores de la sociedad contemporánea. Dice Moragas (1), que “las modernas historias sobre la bondad y la maldad, el éxito y el fracaso, la suerte y la desgracia, la victoria y la derrota, lo propio y lo ajeno, la identidad colectiva… encuentran en la narración deportiva sus expresiones más populares”. Como veis  vivir el deporte significa vivir una vida paralela a la real pero con chándal. Las diferentes situaciones que se crean en el contexto deportivo y su manera de afrontarlas nos forjan nuestra identidad con vaqueros, no deberíamos olvidarlo.

Se perdió hace ya mucho tiempo el interés por mantener al día una serie de valores en nuestros deportistas de edades escolares. Valores que den paso a una identidad que brille frente a cada tipo de adversidad, ya sea deportiva o no. Nunca me canso de insistir en mi círculo, que los entrenadores somos ante todo educadores, y sobre todo cuando de menores se trata. Somos una figura muy sólida para ellos en la que más veces de lo que creemos, servimos de espejo.  Y es que crear una cantera de base con unos pilares firmes orientados hacia el verdadero compromiso, el afán de superación, el compañerismo, el fair play y un largo etc.  Es lo que en un futuro nos dará los frutos y señas de identidad de un grupo de, de una empresa de, de un equipo de, o un deportista X.
Muchas entidades se olvidan que un deportista en edad escolar no tiene reforzada todavía una identidad como tal. Seamos realistas, muchos adultos, tampoco!.  Se debe de dejar a un ladito llamado “paciencia” la consecución de los grandes éxitos deportivos y pensar más en ese atleta, que es niño y estudiante, que será adulto y trabajador, que le espera un futuro muy largo que hay que cubrir exitosamente.
Tengo la suerte de ser la técnica del deporte que me ha acompañado toda la vida en el Centro de Tecnificación Deportiva de la C.V., Cheste. Allí, los deportistas becados DEBEN promocionar curso para poder pasar al siguiente. ¿Qué quiere decir eso?, que solo pueden suspender  2 asignaturas para pasar de curso mientras que sea dentro del mismo ciclo y aprobarlas todas para pasar de un ciclo a otro(E.SO. y Bach.). El mismo sistema se sigue en La Masia Blaugrana, centro donde el Barça Club de Fútbol, interna a los que creen que serán las futuras estrellas del equipo.  Mientras que en la Mansión Blanquinegra (Vlc) pensaron que eso de obligarles a estudiar y aprobar no hacía falta, así que no lo pusieron como requisito indispensable.
En ambos casos se busca poder disfrutar de los máximos resultados de ese deportista, pero en el primero, el deportista camina de la mano de unos valores claros y fuertes, que le obligan a superarse verdaderamente en lo que le apasiona y en lo que no. Será el deportista que en un futuro más éxitos me garantice, ofreciéndole a la vez un futuro y no un camino de incertidumbre.
En el Camp Nou, presumen de tener tres barcelonistas criados en su cantera entre los cuatro candidatos a Balón de oro (Messi, Xavi, e Iniesta), algo habrán tenido que hacer bien, ¿no?.  Y yo no me puedo quejar para nada del grupo tan increíble de atletas que tengo.

Un número elevado de los técnicos deportivos solo persiguen su propia promoción.          Parece que ser la técnica de Cheste me obliga a convertir en portentos del Atletismo a todo aquel que es seleccionado para entrar o entrena conmigo. Quisiera aclarar a muchos padres que sé que nos observan más a nosotros que a sus propios hijos que en la mayoría de casos, en Cheste ingresan atletas en blanco total o casi, ya que por edad antes no practicaban atletismo  o se dedicaban a entrenar combinadas. Y que para mí, antes el atleta son sentimientos y luego máquinas, aunque no por ello débiles. Respirar! porque de la noche a la mañana no se crea un Chema Martínez, e incluso los que entran con ya algo en las piernas necesitan tiempo de aclimatación al nuevo sistema antes de progresar.  Tengo clara que mi manera de trabajar NO BUSCA  un rendimiento inmediato, pero sí a medio-largo plazo. Quiero que mis atletas y en estos aspectos  SÍ que soy muy exigente, aprendan a tomar decisiones por sí mismos, que sean autosuficientes, que aprendan a leer los diferentes contextos con los que se topen, los rivales, las carreras y actúen en base a ello y a su estado de forma ene se momento. Que no tengan miedo a entrenar solos, que se esfuercen día a día, que aprendan el valor de la constancia…
El éxito futuro tiene muchas más posibilidades de llegar si esa persona ha sido formada “correctamente”, aquí en España tenemos de todo, en tus manos queda elegir tu camino o el de los tuyos.  


(1) MORAGAS, Miquel. “Deporte y medios de comunicación. Sinergias crecientes”, en Telos, nº 38, Madrid, junio-agosto 1994