sábado, 10 de agosto de 2013

HOY DÍA DE MERCADO EMPIEZAN LOS MUNDIALES DE MOSCÚ


Hoy sábado me dispuse a correr de nuevo, enseguida pasé por el Meeting Cross de los jueves y vi como ya estaban empezando de nuevo a amontonarse para dentro de un poco salir de nuevo a una nueva lucha cuerpos contra cuerpos. Esta vez decidida no paré, quería simplemente rodar suave, otro esfuerzo como ese los primeros días aquí y lo pagaría a los siguientes días como le pasa a muchos de los corredores extranjeros que vienen.
Repetí el camino por el que el otro día fui con los de los 25k. Una vez llegué al mismo punto donde me quedé de ellos miré el reloj, esta vez pasé unos pocos minutos más lento jeje. pero esta vez como tenía más minutos pude adentrarme más por el camino que te paseaba por el bosque. Uno de los que más me gusta hasta el momento. Pasas por muchas casitas de campo donde los niños abundan y muchas veces gritan a la vez que te acercas "mzungu" (guiri) mientras que se ríen de ti de una manera sana, otros se esconden picarones e incluso alguno que sabe que tienes que volver a pasar por ahí en pocos minutos para volver al pueblo te espera fuera con su madre para decirte un tímido "Hi" tras tu paso. 
Después de un rodaje muy inspirador, fue paso de ir a ver la maratón de de los Mundiales de Moscú. 
Aquí en Iten, son apenas 3 en los que en la tv disfrutan de canales internacionales. Uno de ellos es el centro de Lornah donde me alojo, pero no querría verlo aquí, sabía que alguna medalla tenía que ser para kenia y quería verlo donde ellos estarían animando a su paisana. Por lo que Eva me llevó a Keellu Resort, hotel donde realicé la entrevista al entrenador nacional de maratón, que es donde se ha alojado la selección de maratón.  
El problema de nuevo, lo tenemos en que para estar en estos sitios debes consumir y un 99% de la población no se lo puede permitir. Nosotras por suerte sí y allí estuvimos disfrutando del espectáculo en de Moscú por tv y del espectáculo en vivo en aquel salón de restaurante donde ex-atletas como Sharon Cherop, medalla mundial de bronce en maratón... miraban expectantes la pantalla. 
Nerviosos por la incansable italiana, llenos de aplausos cuando se quedó la etíope y se fue definitivamente hacia delante kiplagat, casi me hacen creer que yo también era keniata. Una vez victoriosa empezaron a llamar por teléfono a sus amigos para transmitirles las buenas noticias ya que como he dicho pocos pudieron disfrutar de ello en directo. Mucho más tarde fue el paso de M. Farah, keniata de nacimiento y que ahora corre por G. Bretaña, no hace que los de aquí no lo sientan como suyo y lo animen como el que más. 
Entre ambas pruebas, hoy tocaba visita al mercado de los sábados. Donde al fijo de alimentación que hay todos los días se sumaba el de conocido mercado de segunda mano donde puedes encontrar zapatillas de correr de muchos y muchos años atrás usadas, donde los atletas que empiezan o todavía no tuvieron la oportunidad de volar deben conformarse con ellas. 
Al otro lado de la calle, el mercado de cosas nuevas, muchísimo más pequeño donde le he comprado a Eva un termo para el chay, la leche, el tea o el agua, que miraba con timidez. Le pregunté si tenía y me dijo que no, era lo mínimo que podía hacer.