miércoles, 7 de agosto de 2013

7º día en Kenia. Mi nueva gran amiga Evalyn

Os podría hablar de lo que he hecho como entrenamiento hoy, de cómo me he sentido...os lo resumo muy fácil, un poco de rodaje, lento y muy cansada debido a la altitud. Porque de lo que verdad os quiero hablar hoy es de Evalyn, mi nueva amiga. Una joven Keniata de mi misma edad, 26 años a la que le he cogido ya un gran cariño. Nos conocimos por casualidad cuando yo y mi madre íbamos en busca de un hotel más barato y nos medio perdimos por un caminito. Fue entonces cuando una vocecilla en inglés nos pregunto dónde íbamos, qué estábamos buscando. se lo expliqué y sin pensárselo se cambió las chanclas por sus zapatillas y nos acompañó. Nos alumbró con su móvil-linterna...su sonrisa desde el primer momento fue sincera, no tenía nada de maldad. Proviene de la etnia Kalenji, según ella son muy amigables. Desde luego ella, no tiene nada y aún así ha querido invitarme cada vez a te y me ha llamado dos veces por teléfono preguntándome qué estaba haciendo. Me conoce de unas pocas horas y se ha preocupado mucho por mi. 
Con nuestras tazas en la mano sentadas en su pequeña habitación que ha dividido con una cortinilla para reconvertirla en salita de estar y habitación, he podido conocer su historia. Una historia muy triste, como la de muchas mujeres en kenia. Pero Evalyn es una chica muy fuerte que no pierde la sonrisa por nada y que nada más te ve corre enseguida para abrazarte. 
Tiene 32'09" en los 10.000 metros en pista aquí en Iten, osea a 2600m de altitud. Imaginaros la marca que podría realizar si alguien le diera la oportunidad de viajar a España o algún otro país y correr a nivel del mar o algo más ya que para ella 600m de altitud no es nada. Por ahora no tiene manager ni nadie que le ayude en el tema atlético. Dado que no tiene ingresos porque aqui hay muy pocas carreras y 32' lo hacen unas cuantas, es su hermano quien asume ss gastos de alojamiento y comida que vienen a ser unos 1000e al año todo. 
Lleva 4 años aquí en Iten luchando por un sueño por el que no se rinde. Os aseguro que tiene una planta increíble y una fuerza de voluntad mayor. Forma parte de un grupo de entrenamiento donde la gran mayoría han sido internacionales y visten de adidas por la ropa que se les dio o se les da por ello. Por eso ella se refiere al grupo como "Adidas" pero sin embargo ella no tiene prácticamente nada de la marca. 
Entrenan dos veces al día, en lugar de repartirlo mañana y tarde realizan los dos en la mañana. Uno a las 6 y el otro a las 9'30. entre medias de los dos desayunan y duermen. 
Os contaría mucho más pero no quiero entristeceros, solo deseo que la vida le de una oportunidad a esta gran chica que estoy segura la sabría aprovechar. Su sueño es conseguir salir a correr fuera y contruir con su dinero un centro en Iten donde los niños de edad mediana puedan estudiar y entrenar a la vez. Dice que hace falta y que le encantaría ser ella quien lo llevara a cabo. 
¿se la merece o no la oportunidad?