martes, 22 de enero de 2013

¿HASTA QUÉ PUNTO TE PUEDE FALLAR LA CABEZA EN UNA COMPETICIÓN?




El pasado día 13 de Enero se celebró los 10k de Vlc. Distancia en la que me voy metiendo poco a poco cada vez más. Esta prueba era entre mi planificación de la presente temporada una de los días clave. Quería hacer marca dado que me encuentro bastante bien. Pero no todo es entrenar. El día previo a una competición importante suelo notar los típicos nervios, lo único que quiero es que llegue ya el momento del disparo de salida, olvidarme de todo y a correr. Pero el día de antes no  note nada, y ya me di cuenta de que algo empezaba a fallar, no me apetecía nada tener que correr a las pocas horas. Como era mi deber, trate de cambiar el chip y pensar que ese momento lo llevaba esperando mucho tiempo. Animarme mentalmente pero no funcionó mucho.


Dieron la salida y me doy cuenta que los km NO estaban marcados, fue a partir de ese momento cuando mi cerebro se empezó a inundar de pensamientos negativos "vas lenta seguro, ya lo verás". En el km 4 cogemos a un conocido y le preguntamos si él sabe a lo que íbamos a lo que nos cnt que sobre 3'33-4 y yo al escucharlo pensé "lo ves, lo sabía" pero a los 10" nos adelantan Edu y Nacho bastante frescos y yo ya alucinaba porque se suponía que ellos debían ir delante mía desde el principio "vamos a ver, si ellos iban para 34'30 cómo puede ser que me pasen casi en el km5 cuando yo voy lenta?". En fin, al poco tiempo llegamos al control de chip del km5 donde vi 17'16. Fijaros la mente hasta qué punto se puede perder durante una competición que yo al verlo pensé que iba lenta "vas 16" lenta!!" "a 3'30 el km tenías que haber pasado a 17'" por lo que acabé retirándome en el km casi 7 con una cabeza que parecía que me iba a estallar de tantas pensamientos negativos.


Y a las horas, ya almorzando con mi gente tranquilamente, caigo en que había pasado RÁPIDO! que a 3'30 el paso del km5 es 17'30. En fin, a lo hecho pecho. Una oportunidad perdida de haber podido reflejar mi estado de forma actual.


Después de la "bronca" de mi entrenador y señor padre jiji, abrí los ojos y me prometí que eso ya no me iba a volver a suceder más. Para la próxima me aprendo los puntos de cada km de memoria si hace falta. Y que no se puede afrontar un reto con 0 motivación. No Raquel No, debes de llegar con las mismas ganas que en la San Silvestre de Crevillente donde hiciste un carrerón en un circuito durísimo!